Wakawaka en Aviñetados

Waka waka…

Waka waka…
No, no me ha poseído Shakira… (chiste malo aparece), sino Pacman. Nana nana nana nana Pacmannn (otro chiste malo aparece). Con motivo de mi deuda con las galletas, y por ayudar en el catering del evento Aviñetados, en Colophon, hice estas pequeñas monadas saladas. Ya que todos los cortadores los tengo en Córdoba, y solo tenía los de Pacman en casa (lo hice a posta, que todo sea dicho), hice unos pequeños fastanmicos y bicho-bola llamado Pacman.

Mientras hacía la masa, me venía un olor a pizza descomunal. Y estaba en lo cierto, sabían a masa de pisa, y eso que unas eran de queso y otras de sobrasada… La verdad es que estaban ricas, pero es una receta de esas para acompañar de salsas y cosas untables, en plan los doritos aquellos dippas o como se llamaran. Y hay que hacerlas suuuuperfinitas, porque sino, se hinchan como una patata, aunque en realidad quedan graciosas inflándose.

Bueno, la receta es de Mi dulce tentación, me la recomendó por mi cuñada. Son unas galletas saladas de sabores, en este caso de queso y sobrasada.

Galletas de sabores saladas

Para las galletas de queso:
220g de harina,
1 huevo,
55g de queso parmesano rallado o en polvo,
una pizca de sal,
110g de queso de untar.
Para las galletas de sobrasada:
Utilizaremos la base de las galletas de queso y además le añadimos:
30g de sobrasada a temperatura ambiente,
media cucharadita de miel,
media cucharadita de orégano,
media cucharadita de tomillo.
Para hacer la masa de las galletas de queso mezclaremos la harina y la sal con el parmesano. Posteriormente añadiremos el huevo y finalmente el queso de untar. Amasaremos con las manos hasta que consigamos una masa uniforme y sin grumos. Envolveremos esta masa, en papel transparente y dejaremos que repose en la nevera unas dos horas. Luego la extenderemos con el rodillo dejándola bastante finita y procedemos a cortar con moldes o con lo que se te ocurra. Precalentaremos el horno a 180º (calor arriba y abajo) y mientras tanto colocaremos las galletas sobre la bandeja del horno, sobre la cual habremos colocado papel de horno. Hornearemos, a la altura media, durante 15 minutos. Una vez horneadas dejaremos que enfríen por completo en una rejilla.
Para hacer las galletas de sobrasada procederemos  a hacer la masa como en la de las galletas de queso y le añadiremos la sobrasada, la miel , el tomillo y el orégano. El resto de la elaboración será el mismo que con las galletas de queso.
Es una receta, sencilla y no muy costosa, sale mucha cantidad de galletas. Deliciosa para acompañar con salsas o untadas. Y además puedes darle la forma que tu quieras, eso si, finísima si no quieres una colchoneta.
Bueno, ya que estamos, os hablaré un poco de Aviñetados. Es una charla de comic, que se llevó a cabo la semana pasada, de autores de la provincia de Cádiz, en Colophon, un estudio de diseño, centro cultural y muchas cosas más :). Estuve trabajando de operaria de cámara y de catering, conjunto a Rocío, mi cuñada. Nos lo pasamos muy bien, una charla muy amena, y después con buena cerveza y comida.
Hay exposiciones, charlas, ropa y accesorios chulísimos y alternativos, artesanía, arte, diseño, interiorismo, atrezzo… faltan palabras para la cantidad de cosas que hacen. Si estais por la ciudad de Cádiz, os recomiendo pasaros, por la plaza de Jesús Nazareno nº13, no os decepcionará, además al doblar la esquina hay una yogurtería que esta… aghagshgasghagssah.
Después de esta pequeña publicidad, espero que os halla gustado la receta de hoy, no todo va a ser dulces aquí 🙂 (aunque si la mayoría, por algo soy golosa, y no salada). ¡Hatsa otra!
Anuncios

Cupcakes de fresa y una tarta muy friki

¡Hola hola!
No me he olvidado de vosotros, tan solo era final de curso y me he tomado unas pequeñas vacaciones para descansar… pero de cocinar cositas no me olvidé. Perdonad la calidad de las fotos, mi querida reflex decidió quedarse sin batería esos días… Y no, no tengo dos cocinas, es que estudio fuera.

El 15 de Abril fue el cumpleaños de una persona muy friki de mi familia, mi hermano. Como buen friki, se merecía una tarta como tal. Intenté conseguirme un molde de Space Invaders, pero justo volvió a stock 2 días antes… Así que improvisé. La tarta era con la receta del bizcocho de vino tinto y relleno de buttercream de queso (es el único que le gusta a mi hermano), con una decoración un tanto friki 🙂 Hubo algún que otro contratiempo con el horno, pero salió increíblemente rica, verídico.

Y tras acabar el último examen, no pude resistirme a comprar 1 kilo de fresas y hacer una receta que vi en el blog de Objetivo cupcake perfecto (http://www.objetivocupcake.com/), cupcakes de fresa. Ya que no tengo licuadora en mi piso de estudiante, cambié el buttercream por el de queso, aunque os pondré la receta original.

Cupcakes de fresa

Para las magdalenas necesitamos:
120g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente,
180g de azúcar blanco,
2 huevos M,
230g de harina,
2 cucharaditas de levadura Royal,
120ml de leche semidesnatada,
1 cucharadita de extracto de vainilla,
200g de fresas.
Para el buttercream:
250g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente,
400g de icing sugar o azúcar glass,
3 cucharadas de leche,
240g de fresas.

Precalentamos el horno a 180º (160º si es con ventilador). Preparamos la bandeja para cupcakes. Picamos las fresas en trocitos chiquititos. Las dejamos a un lado. Tamizamos la harina con la levadura química en un bol y reservamos. Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que se integren y la mezcla se aclare. Añadimos los huevos, uno a uno, batiendo hasta que se incorporen. Añadimos la mitad de la harina y batimos a velocidad baja hasta que se incorpore. A continuación, añadimos la leche, mezclada con el extracto de vainilla, y volvemos a batir. Añadimos la otra mitad de la harina y batimos a velocidad baja hasta que la mezcla sea homogénea. Incorporamos las fresas usando una espátula. Repartimos la mezcla en las cápsulas, sin llenarlas más de 2/3.
Horneamos 22-25 minutos o hasta que un palillo salga limpio. Dejamos templar 5 minutos en la bandeja y luego sobre una rejilla.

Para preparar el buttercream, trituramos las fresas con el pasapuré y lo dejamos a un lado. A continuación hemos de tamizar el icing sugar o azúcar glass y colocarlo en un bol junto con la mantequilla y la leche. Cubriendo el bol, batimos primero a velocidad baja un minuto. A continuación batimos al menos 4 minutos más a velocidad alta hasta que la mezcla esté plenamente integrada. Incorporamos las fresas y batimos 2 minutos más. Decoramos los cupcakes usando la manga pastelera con una boquilla de estrella grande y una fresa natural.

Bueno, espero que disfrutéis la receta, la verdad es que salen riquísimas y es muy fácil, aprovechad que es época :D. Y perdonad mi tardanza, prometo no tardar tanto 🙂

 

Expo + Color

¡Buenas de nuevo!
Ha sido unas semanicas un tanto extraña, con eso de que estube casi tres días metida en la cocina (y con 6 horas y media de clase de por medio…), ahora estoy más centrada con el fin de curso, que lo tengo muy cerquita…

Bueno, esta exposición en realidad fue el día 9 de Marzo, justo después de la de Género. La realizó un buen amigo y compañero de clase, algo loco, pero un artistazo en potencia. Me pidió si podía hacerle unas “magdalenas” de esas de las mías, como él las llama (de forma que me acaba llamando Magdalena a mi también… a este paso me pondré redonda como una y se hará realidad), pero con muchísimo color.

Puesto que no me dejó hacer las de cerveza (con lo ricas que salen… sniff), las hice de vainilla con buttercream de chocolate blanco (la receta la pondré más abajo) y le dio el visto bueno, mientras llevaran color. Puesto que era una exposición de pintura, se me ocurrió hacer la decoración como si fueran pegotes de pinta, y con el color quedaron monísimas, y también me ahorraba de limpiar 39489384 veces la manga pastelera que me dejó Ro (gracias cuñá, esta manga es una maravilla) por los colores.

Aquí con el artistazo 🙂

La exposición estuvo genial, a pesar de que la mitad de las cosas ya las había visto, los cuadros nuevos eran chulísimos. La capacidad de este chico de usar el color es una maravilla :D. Y la gente era una verdadera agonía, no había ni de coña tanta gente como en la de Género, pero repetían… Había un chico que yo creo que le iba a dar una subida de azúcar en cualquier momento de la cantidad de mini-cupcakes que se zampó.

Bueno, tras comentar la anécdota, ahí va la receta, esta vez completa de http://www.objetivocupcake.com/

Cupcakes de vainilla con buttercream de chocolate blanco

Para las magdalenas necesitamos:
100g de harina,
1 cucharadita de levadura tipo Royal,
100g azúcar, (yo le echo 80g y sale más esponjosas y no tan dulces)
100g de mantequilla,
2 huevos L,
2 cucharadas de leche (tampoco le echo leche)
1 cucharadita y media de extracto de vainilla.

Precalentamos el horno a 180º. Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que este cremoso. Añadimos los huevos batidos con la vainilla, y luego echamos la harina con la levadura. Añadimos la leche. Repartimos a no más de 2/3 de la cápsula la masa en cada cupcake. Horneamos durante 18-20 minutos, unos 12-15 para los pequeños. Al sacarlos los dejamos enfriar 5 minutos y luego sobre una rejilla.

Para el buttercream necesitamos:
250g de mantequilla sin sal,
250g de azúcar glas,
100g de chocolate blanco,
1 cucharadita y media de extracto de vainilla,
1 cucharada de leche semi (no se la echo tampoco).

Sacamos la mantequilla de la nevera un buen rato. Derretimos el chocolate en el microondas o al baño maría. Cuidado con el chocolate blanco, que se quema muy facilmente. Si es en el microondas, ve añadiendo poco a poco y a intervalos de tiempo cortos (no más de 20-30 segundos).
Ponemos en un bol el azúcar glas, la mantequilla, la vainilla y la leche. Cubrimos el bol antes de empezar a batir, para evitar la explosión de azúcar glass. Comenzamos batiendo lento durante un minuto. Después batimos otros 2 minutos a mayor velocidad y el buttercream tomará un color más clarito. Entonces añadimos el chocolate y batimos hasta que se mezcle bien, hasta que el chocolate esté bien integrado y la mezcla sea homogénea y con la consistencia deseada.

Bueno, espero que disfrutéis con este post, y más aún probando la receta 🙂

Día de la mujer

El Jueves 8, por el día de la mujer, la escuela donde estudio ilustración, Mateo Inurria, inauguró una exposición sobre género y la mujer. Mi ex-profesora de foto, una de las que más dulces (Alba mola :D) se ha llevado, le ofrecí hacer unos cupcakes para la inauguración (este año no participé con ninguna foto y me daba penita no hacer algo este año…) y ella encantada acepto 🙂

Mi primera gran prueba, hacer una cantidad increíble de cupcakes y a gente ajena a mi círculo de amigos y familia. Una noche y una mañana metida en la cocina, venga haz el buttercream, venga haz la masa… hornea… (quiero 3 hornos para estas ocasiones…) espera… espera…

Cuando me di cuenta, tenía como 180 o más magdalenitas… y no tenía modo de llevarlas yo sola. Así que apañatelas para llevarme toooodos los bartulos y decorarlas, con la compasión de algún profesor, en horario de clase. Ángeles me dió permiso (¡gracias buena mujer!) y gracias a los chicos de primero de gráfica, como Sara, Joaquin o Virginia, pudimos decorar en un plis plas todas esas pequeñas. Me lo pasé genial decorándolas con los muchachos, y ellos disfrutaron de su primer sobredosis de buttercream.

Llenamos unas 7 bandejas, que duraron… apenas 20 minutos. La gente devoro sin piedad ni perdón a esas pequeñas cucadas, antes de que diéramos permiso de glotonería, estaban mirando a su presa cual depredador. La verdad, gustaron mucho, me llené mucho de satisfacción y pasé un buen rato con los colegas. La exposición de este año estaba bastante bien, cosas muy chulas y originales, mi enhorabuena a los chicos de este año.

Con Alba, la organizadora, en plan señor de bigote y Milagros, la pequeña Padawan de primero.

Bueno, tras la parte anecdótica, paso a contar la receta. La receta de la masa es de un bizcocho de un libro de la Termomix que tiene mi madre y el buttercream es de http://www.objetivocupcake.com/

Cupcakes de vino tinto y chocolate con buttercream de queso

Para el bizcocho necesitamos las cantidades siguientes, en caso de querer hacer pocos cupcakes, os recomiendo usar la mitad:

– 200 gramos de cacao soluble tipo Colacao (con el de Hacendado esta muy rico),
– 200 gramos de harina de bizcochos/repostería,
– 200 gramos de azúcar,
– 200 gramos de mantequilla sin sal,
– 4 huevos grandes,
– 110 gramos de vino tinto,
– y un sobre de levadura tipo Royal/Hacendado.

Precalentamos el horno a 180º. Mezclamos los huevos con el azúcar en un bol. Una vez estén bien mezclados echamos la mantequilla y posteriormente el cacao con el vino, hasta que este bien mezclado. Añadimos la harina con la levadura hasta que quede completamente mezclado todo. En caso de hacer un bizcocho, hay que engrasar un molde de unos 22 centímetros de diámetro, sino, poner hasta un máximo de 2/3 de la cápsula del cupcake. Para el bizcocho dejarlo unos 35-40 minutos, para los cupcakes unos 12-15 para los pequeños y unos 15-18 para los grandes. El bizcocho se puede decorar espolvoreando azúcar glass por encima. Es importante dejar enfriar los cupcakes/bizcocho antes de sacarlos del molde.

Para el buttercream necesitamos:

– 125 gramos de queso de untar, (pareceré fanática de Mercadona, pero me sabía mejor el Hacendado que el de Philadelphia de la prueba que hice),
– 60 gramos de mantequilla,
– 300 gramos de azúcar glass.

Batimos la mantequilla (sacala un rato antes del frigo, que sino es imposible) con el azúcar glass. Añade luego el queso de untar y batir hasta que esté cremoso.

Bueno, ¡muchas gracias por leer! Iré poco a poco adecentando esto, soy una principiante cocinando y haciendo blogs jajaja. La cosa semipelirroja de azul soy yo (soy redondicaaa), ya me iréis viendo de vez en cuando… ya sea dibujada o en foto D:

Mis inicios en mi vida cupkeril

Mi vida cupkeril empezó en Julio del año pasado, gracias a mi maestra y amiga Diana de http://www.subidondeazucar.com/ . Tras pasar unos días en su casa, me adentró en este mundo de dulce y color.

Mis primeros intentos fueron una especie de magdalena mutante, que, al menos, de sabor estaban ricas. Tras ir experimentando con recetas de Alma de http://www.objetivocupcake.com/, la cosa fue a mejor, ya iban cogiendo más consistencia y cada vez mejor sabor.

Por mi cumpleaños y unos amigos hicimos una fiestecita, de las cuales si conservo fotos, las cuales he publicado en esta entrada, (a veces vuelan tan rápido que ni me da tiempo…), aunque la calor cordobesa mata el buttercream… Churrete de chocolateeee.

Poco ha poco he ido experimentando, hace poco hice mi primer bizcocho y un brownie (también volaron y bien rápido…), la gente se pelea, no es broma, se indignan conmigo si no les doi un trozo…

No soy mala cocinando, pero soy muy muy pero que muy torpe… muchas veces o destruyo huevos (una vez se me cayeron 6… sniff), se me cae el azúcar, enciendo la batidora fuera del bol y es la fiesta de la crema… no podría parar de enumerar…
Además en clase, ya soy conocida como la chica de las magdalenas, hasta el punto de que me llaman o me presentan como Magdalenas en vez de Paula… (si si, va por ti Frank…)

Bueno, prometo que a partir de ahora si haré foto de todo, por lo menos lo destacable, y dentro de poco iré expandiendo mi reino friki de dulces… por ahora no soy muy frikis… excepto mi cosa de hacer hielos/chocolates de RD2D o mis cortadores de galletas de Pacman 😀

PD: el diseño del blog está en proceso, disculpad las molestias ><

¡Hola hola!

¡Hola hola!
Bienvenidos a este pequeño reino de frikismo, chorradas y dulces… Soy vuestra guía friki-Pau, os explicaré un poquito lo que iréis encontrado por aquí…

Por culpa de mi amiga Diana (http://www.subidondeazucar.com/), me he metido en este maravilloso y adictivo mundo de los cupcakes y la repostería. Desde pequeñita he sido muy tiquismiquis con la comida (incluso ahora lo soy, y mucho…), pero nunca nunca, con mis queridos dulces. Dulcer ricos ricos y últimamente me gusta probar nuevos y raros, me encanta probar desde un pastel indio a un clásico inglés. Siempre he sido algo perezosa para cocinar, sobre todo en vida estudiantil, cuando implica cocinar para mí sola. Pero en esto de los dulces he descubierto un gran mundo donde no es solo para mi, la cara de felicidad de la gente, al darle un dulce rico, es genial :). Aquí tenemos resuelto lo de golosa.

Por otra parte… ¿porqué friki? Por que toda cosa que me gusta mucho, es una obsesión mortal… me gusta dibujar, cocinar, hacer fotos, diseñar, leer comics, ver series… la lista es interminable… os lo aseguro. Hay veces que me tengo que autoprohibir mirar webs o entrar en tiendas, sobre todo de arte o de comic (las de cupcakes porque no tengo cerca que sino… arraso). Me pierde el dulce, la buena música, una cerveza bien fresquita o un precioso libro ilustrado. Intentaré alguna que otra vez mezclar mi pasión con los dulces con mis frikadas, como ese magnífico cortador de galletas de Pac-man que me está esperando…

Y artista… bueeeno, por calificarme de alguna forma, porque picoteo de todo un poco. Aunque primordialmente sea o quiera ser ilustradora, también soy fotógrafa, diseñadora gráfica, escritora a ratos muy lejanos, y ahora por último… artesana. Si, conjunto a la repostería el año pasado descubrí otro vicio… modelar en fimo (miedo del día que comience a modelar con azúcar). Y si ya encima son regalices, cupcakes y caramelos… peor aún.

En resumen, aquí básicamente leereis mis experimentos cocineros, mi creaciones manuales… y alguna chorrada que se me ocurra por ahí 🙂

PD: cuidadme bien, soy muy pequeñita y mal dibujada… el estrés del artista… aún faltan algunas friki-Pau más, ya irán apareciendo…